sábado, 26 de noviembre de 2016

Miércoles 30 de noviembre

Lectura del santo evangelio según san Mateo (4,18-22):
En aquel tiempo, pasando Jesús junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos, a Simón, al que llaman Pedro, y a Andrés, su hermano, que estaban echando el copo en el lago, pues eran pescadores. Les dijo: «Venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres.»
Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Y, pasando adelante, vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre. Jesús los llamó también. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.

Y tú, ¿a qué te sientes llamado? ¿cuál crees que puede ser el sentido de tu vida? ¿qué crees que puedes aportar a este mundo? Mientras respondes a estas preguntas, el mundo sigue girando. Muertes, destrucción, guerras marcan el telediario todos los días. Pero, ¡pocas veces se nos habla de personas que están luchando por aportar su granito de arena en este mundo! La cuestión será: ¿estás dispuesto a aportar el tuyo? 
En clave creyente, Dios nos llama a construir su Reino: de amor, de esperanza, de paz, de entrega, de solidaridad. Y nos llama en nuestra realidad, en lo que hacemos a diario, en lo que vivimos minuto a minuto, en quiénes se encuentran con nosotros. La cuestión será descubrirlo, responderle, y asumir una respuesta a los "quiénes" que nos interpelan a diario. 

Comparte esta entrada
  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Email
  • More...